Cuaderno de retazos

22 agosto, 2011

No lo cuentes a nadie… ni a ti mismo…

Filed under: Familia — cuadernoderetazos @ 13:13

He visto la película  Madres e Hijas. Cuando veo alguna película sobre adopción siempre me encuentro con lo mismo : secretos, tabúes, mentiras, silencios, verdades a medias, vergüenza.  Estas actitudes me enfurecen.

Se dice que los secretos familiares solo generan oscuridad, desconcierto, angustia… Y pueden llegar a ser un problema socavando la confianza entre sus miembros e impidiendo  el diálogo, la relaciones sanas y enfermando a la familia. Me vienen  varias películas sobre este tema a la cabeza…  Marni,  la Ladrona, El príncipe de la Mareas… ya, ya lo sé… son muy  dramáticas…

Nuestros hijos adoptados tienen dos familias. Su familia biológica  es un misterio oscuro y pesado que no podemos aligerar. Y si nosotros, padres adoptivos,  añadimos  silencios no solo sobre la adopción o sus orígenes, sino, también,   sobre los “secretillos”… de nuestras propias familias… ¿no es demasiado para nuestros hijos?

Quizás por ello me siento incapaz de no responder o dar respuestas evasivas a mi hija. Me pregunte lo que pregunte, respondo.  Y mira que, muchas veces, es bien difícil  dar con las palabras o el tono adecuado para responder, porque  sus preguntas llegan siempre  de sopetón. Y lo peor es que, además,  algunas de sus preguntas despiertan viejas heridas o raspaduras mías…  que yo CREIA curadas…  o de situaciones familiares  que prefiero ignorar o de las que no me quiero ni acordar.

Los secretos pueden ser aviesos y malignos … pero son muuuy débiles… la simple verdad los fulmina.

Me gusta   lo que sobre la mentira en la familia  dice la psicóloga  Rocio Arocha:

Se afirma que una mentira o un secreto en la familia es el factor que más consecuencias emocionales negativas genera.

Tenemos la creencia de que sí no hablamos de algo va a dejar de existir. “Si no lo digo a lo mejor no es” y dejamos que unos niños sean testigos de cómo su padre golpea o se tambalea pero no hablamos del tema, o lo disfrazamos: no se dice que un abuelo se suicidó sino que tuvo un accidente. No se dice que es alcohólico sino fiestero. No se dice que es flojo sino que no ha encontrado su vocación.

El disfrazar, maquillar, adornar y hasta ocultar lo que sucede dentro de la familia no sólo no ayuda sino que entorpece la elaboración del trauma, es decir: la curación. Ante una situación dolorosa debemos, en primer lugar, ponerle nombre, y en segundo lugar, hablar de ella. Con todas sus letras. Con el nombre correcto y valientemente.

El reconocimiento de la verdad es indispensable para alcanzar la felicidad. Sin conocer mi realidad, aceptarla, trabajarla, no puedo llegar a ser feliz. Y nadie tiene derecho a ocultármela.

Nada me enfurece más que me mientan, que me digan las cosas a medias. Es un modo perfecto de insultar a tu interlocutor. Y en caso de ser niño, de confundirlo, de lastimarlo y aún más: es una forma más de abuso emocional.

¡Qué bien refleja la pintura de  Joyce Polance estas emociones¡

Fuente de las pinturas : KlimtBalan

2 comentarios »

  1. Veo que todo va muy bien… poco a poco me voy incorporando… aunque todavía me queda casi un mes para disfrutar de mis bebes… siento que no te agradara , no te convenciera la peli… lo cierto es que a mi me gusto.
    Y fijaté que este director no es santo de mi devoción.. me resulta pesado.. lento… pero, esta vez, es como si me hubiera permitido mirar desde fuera la adopción, no ser nada… únicamente una espectadora. Y objetivamente me parece que resulta una historia verosimil… con unos personajes que a pesar de estar un poco esteriotipados ayudan a reflexionar.
    La importancia de la ayuda familiar en los conflictos, y sobre todo la supervivencia.. sobrevivir con uno mismo y ser féliz… es como la vi…
    saludos.

    Me gusta

    Comentario por Mercedes — 25 agosto, 2011 @ 15:11

    • Hola Mercedes, la película me gustó muchísimo. Y me ayudó a reflexonar sobre los silencios en la familia. Me llevó a pensar en situaciones cercanas donde los silencios, el no llamar a las cosas por su nombre han hecho mucho daño.

      ¡Disfruta que el tiempo se pasa muy rápido¡

      un abrazo muy fuerte
      Itsaso

      Me gusta

      Comentario por cuadernoderetazos — 25 agosto, 2011 @ 22:20


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: