Cuaderno de retazos

25 febrero, 2012

Naturaleza muerta… Still life

Filed under: Pintura — Etiquetas: , , , — cuadernoderetazos @ 8:20

Los bodegones o  las naturalezas muertas (en ingles  Still life) nunca me habían gustado.  Por eso siempre he pasado de largo cuando me topaba con uno de estos cuadros.

Los fotógrafos también  prestan atención a este género pictórico y construyen hermosos conjuntos con objetos cotidianos, frutas, flores, telas, cajas… y los fotografían…

Empecé a mirar este género desde detrás de una cámara de fotos.

Y, de pronto,  descubrí que contemplar una de estas composiciones pictóricas, observar los objetos… los caminos y reflejos de la luz sobre ellos,   los pliegues y texturas de las telas, de los objetos… era divertido… sugerente porque te llevan imaginar historias, a hacerte preguntas… y, además, me ayudaba a acallar el pensamiento, lograba despertar un efecto de serenidad, bienestar y armonía.

Como sucede tantas veces “conocerlo es empezar a  quererlo”. Si os gusta este género podeis pasaros por Still Life Quick Heart.

He seleccionado  algunos que me gustan. Todos tienen en común una cosa: la presencia del mar.

Will Willson

Alexei Antonov

Vladimir Hozatski

Dmitri Annenkov

Joanne Kunz

Russell W. Gordon

Vladimir Hozatski

Maria Ilieva

Robin Freedenfeld

Edouard van Speybrouck, 1904

Objetos de cariño

Filed under: Cosas bonitas, Familia, La vida — Etiquetas: , , — cuadernoderetazos @ 0:18

Esta semana ha estado llena de acontecimientos. Primero me caí y tengo el brazo en cabestrillo. Y  Flor de Canela se marchó el miércoles a  la granja escuela para estar tres días.


Desde hace seis años no había estado un día sola. Han sido  días extraños con mi brazo y cabeza doloridos por el golpe, sin ir a trabajar, el silencio, la soledad, el no tener que ocuparme de nada, ni de nadie, la incertidumbre…

Hoy a las cinco y media han vuelto.  Ha regresado  feliz, radiante, según sus palabras “los mejores días de su vida”. Han hecho de todo: limpiar las cuadras, dar de comer a ocas, patos, gallinas, han montado a caballo, han hecho papel, le ha escupido la llama,  han estudiado las propiedades curativas de las plantas, han vivido durante un tiempo como se vivía hace cien años…

El objetivo de estos días es la inmersión lingüística en euskera. Y no sé si el euskera ha salido reforzado pero mi hija ha venido feliz, llena de sí misma. También ha llorado, le han pegado, le han castigado por empujar… y me ha echado  de menos.

Para estar cerca la una de la otra intercambiamos dos objetos de cariño: mi lauburu (que tiene más de treinta años y una larga historia) y su llamador de ángeles.

P.D.: Estas fotos tan… se deben a que el lauburu me ha arrastado hacia  una epoca ya muy lejana… y ha despertado mi nostalgia.

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: