Cuaderno de retazos

27 febrero, 2012

Pulsera del cariño

Filed under: Adopción, Familia — Etiquetas: , , , — cuadernoderetazos @ 20:31

En la escuela de padres del colegio se trata con frecuencia el tema de los niños que no quieren dormir solos, que no se quieren quedar con nadie, que les cuesta entrar en el colegio o en la extraescolar… en último término les cuesta separarse de la madre o del padre.

Ante la separación, lo primero que le ayudó a mi hija a  tranquilizarse fue el hablar sobre el tema y decirle algo tan sencillo  como que nunca se queda sola porque siempre la tengo en mi  pensamiento.

–          Puedes estar segura que aunque no esté contigo  pienso en ti… mientras tú estás en clase, en el recreo, aunque no me veas, ni te acuerdes de mí… yo te tengo en el pensamiento. Siempre estás en mi cabeza. Siempre estoy contigo y siempre será así.

–          Y si te duermes.

–          También. Apareces en mis sueños.

No se  podía creer que yo la tuviera en mi mente. Necesitamos repetirlo una y otra vez para que lo comprendiera bien o para que se lo creyera. Le hecho un poco de teatro al tema y le hago cerrar los ojos y visualizarme… luego cierro los ojos  yo y la describo… como es su cara, su pelo, su lunar, sus orejas… Esto lo hacíamos, en momentos de intimidad,  cuando tenía cuatro y cinco años…se maravillaba. Hoy con nueve años todavía  necesita confirmar el vínculo entre nosotras.

– ¡Mami a que siempre estoy en tu pensamiento¡. ¡A qué nunca te olvidas de mi¡… Si me fuera muy muy lejos ¿seguirías pensando en mi?…

La psicóloga suele recomendar los objetos o las prendas de cariño. ¿Quién no ha intercambiado nunca un objeto con una amiga, o con alguien? … esta práctica es  tan vieja como la humanidad…

Actualmente, por ejemplo, están de moda las pulseras de la amistad. Para mi  no son una simple bisutería de moda sino que tienen un significado especial y es demostrar el cariño y el afecto… el vínculo que se sienten por un amigo. Las llevan padres, adoleslencentes… hasta abuelos he visto con estas pulseras hechas por sus nietos.

Ahora, que Flor de Canela se iba a ir tres días a la granja escuela, me confesó que le daba miedo la noche, no poder dormirse  al estar sin mí. Decidimos hacernos una pulsera del cariño. Pero como no tuvimos tiempo nos intercambiamos objetos. Me dice que todas las noches se dormía con el lauburu en la mano. Y cuando se sentía sola apretaba el colgante.

En una entrada en el  blog Educar a los hijos sobre  fomentar el apego se habla de esto. Lo copio porque me gusta como se refiere a este tema:

Hacerle una “pulsera del cariño” (puede ser con hilo, con un lazo, con cintas de colores…): con mucha solemnidad y en un tono de complicidad le decimos que es una pulsera especial que guarda todo el cariño de mamá y que tiene el poder de hacer que se sienta bien. Así, cuando se sienta solo, triste, enfadado… y mamá no esté para ayudarle, puede mirar la pulsera y acordarse de cuánto le quiere mamá y cuánto desea darle un abrazo.

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: