Cuaderno de retazos

28 enero, 2013

La tigresa y el orfanato

Filed under: Mitología, Leyendas, Cuentos, Historias — cuadernoderetazos @ 15:30

Uno de nuestros  juegos es  inventar e interpretar historias. Una manera de fantasear libremente, enfrentarnos a peligros,..  ser la protagonista absoluta de todo y asegurarse  finales siempre felices.

Y esta es una de nuestras historias,  creada o inventada por Flor de Canela y adornada por mi. Como siempre Flor de Canela hace de  protagonista y yo soy tooodosss los demás  personajes.

En la jungla una familia de tigres tuvo un bebé. Era una tigresa blanca, perfecta, con ojos profundos y rasgados. Algo terrible debió de pasar porque los padres tigres desaparecieron. La cachorrita deambulaba sin rumbo hambrienta y muerta de frio cuando se la encontró el director de un orfanato. La recogió y se la llevó con él. La cocinera del orfanato pronto decidió lo que había que hacer con la gatita. Se la llevó a la cocina y le dio un enorme biberón, y luego otro y otro. Para el asombro de todos el pequeño cachorro se zampó 8 biberones de leche azucarada. Nadie en el orfanato se dio cuenta de que era una tigresa, todos pensaron que era una “linda e inofensiva gatita”.

Feng Dazhong

Feng Dazhong

La inteligencia, la alegría, la bondad y, por supuesto que también su belleza   hizo que la gatita  se ganara a todos, incluidos a los bebés huérfanos que esperan a sus nuevos padres. Poco a poco la cahorrita fue creciendo y, al mismo tiempo, fue descubriendo que además de ser una tigresa tenía poderes especiales. Su olfato era tan tan fino que podía oler lo que pasaba a kilómetros. Aunque no solo podía oler plantas, animales y saber si iba a llover… su olfato podía percibir el aroma de las piedras. Era capaz de oler los rubíes, las turquesas, hasta los mismos diamantes, estuvieran donde estuvieran.

Cuando un día oyó al director que casi no tenía dinero para comprar comida y ropa para los bebés abandonados, la tigresa Luna agarró por los pantalones al director y lo arrastró hacia la jungla. El director, junto con la cocinera y algunos otros  personajes más (que tienen su papel en las múltiples peripecias de la Tigresa y que ahora no vienen a cuento) se dejaron guiar hacia el interior de la selva. Luna sin dudarlo siguiendo su olfato les condujo hasta una inmensa pared rocosa… para asombro de todos “la linda gatita” sacó unas enormes uñas y sus zarpas se trasformaron en garras de acero con las que rasgó la roca dejando a la vista una gruta..

Qin Xue Yan

Qin Xue Yan

La oscura cueva se trasformó en una caja incandescente y brillante al encender una cerilla… todas las paredes eran de piedras preciosas, las estalagmitas y estalactitas eras de diamantes.

Llenaron sus bolsillos con rubíes y topacios y diamantes, por supuesto, y así pudieron arreglar  el orfanato, construyeron piscinas, un parque temático para los niños huerfános e infinidad de cosas más.

Qin Xue Yan

Qin Xue Yan

El cuento todavía no acaba, ni mucho menos. La tigresa Luna pronto descubrió que su olfato era capaz de oler el corazón de los humanos. Y cuando llegaban los padres a buscar a sus hijos la tigresa les husmeaba para saber si merecían tener un hijo. Y era capaz de reconocer por el olor con qué padres  sería más feliz cada uno de los niños abandonados. Cuando percibía crueldad o egoismo en los aspirantes a padres, los ahuyentaba con sus rugidos. Así que Luna se encargó de unir padres e hijos.

Una cosa más. Cuando Luna cumplió quince años descubrió que podía trasformase en ser humano. Más concretamente se  trasformaba en una joven bella, valerosa y llena de poderes mágicos con los que enfrentarse a mil una prueba.

tigre

Y la historia continúa… hasta que nos aburramos e inventemos otra.

12 comentarios »

  1. Que imaginación!!!!!! Excelente!!!!!!! felicita a Flor de Canela y se merece un beso grande,,,grande!!!!!

    Me gusta

    Comentario por Rosa Ave Fénix — 28 enero, 2013 @ 18:06

    • No se en que momento la imaginación se nos queda dormida… hay que copiar a los niños o al menos dejrse guiar por ellos .

      Me gusta

      Comentario por cuadernoderetazos — 29 enero, 2013 @ 10:17

  2. Me encantaaaaaaaaa 🙂 ¿No puedo ser Luna? 😉

    Me gusta

    Comentario por brujjita — 28 enero, 2013 @ 19:43

    • Luna ya eres, eso si tendrás que ser Luna Menguante, la misteriosa, la que se desvanece… Ya tenemos una Luna Llena 😉

      Me gusta

      Comentario por cuadernoderetazos — 29 enero, 2013 @ 10:18

      • Mmmmmm, me gusta 🙂
        Besos a las dos
        :******

        Me gusta

        Comentario por brujjita — 29 enero, 2013 @ 12:20

  3. Me encanta saber que hay seres que le alegran el dia a otros con su gran poder imaginativo y traductor. felicidades

    Me gusta

    Comentario por Elmira Zuñiga — 28 enero, 2013 @ 21:05

  4. Las mejores historias son las que inventan los niños, sin moralejas, sin ego, sin limites ni deseos de agradar… Esta es un gran ejemplo!! La he disfrutado mucho, gracias.

    Me gusta

    Comentario por Maggie Flores — 29 enero, 2013 @ 4:16

  5. madre mía!!! Un relato maravilloso…preciosa historia inventada….!!!

    Me gusta

    Comentario por pilukama — 29 enero, 2013 @ 17:28

  6. Reblogged this on rodicaluminitafont.

    Me gusta

    Comentario por rodicaluminitafont — 4 febrero, 2013 @ 13:59

  7. ¡Que buena historia!

    Me gusta

    Comentario por liliana — 16 noviembre, 2013 @ 23:16


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: