Cuaderno de retazos

20 febrero, 2014

Sentimentalismos

Filed under: Adopción, Familia — cuadernoderetazos @ 6:30

 

Cuando llegué a casa, Flor de Canela había dejado para mi un sobre con un regalo. Y traté de mirarme con sus ojos.

Cuando llegué a casa, Flor de Canela había puesto todo así de bonito para dejarme un regalo. Y traté de mirarme con sus ojos.

Mamá ten confianza en mí, cree en mi fuerza, en mi capacidad para que yo pueda creer en mí misma y  encontrar la fuerza que necesito para enfrentar cada situación que se presenta.

Mamá no estés triste, porque si tú lo estás, no sé qué me pasa pero yo también estoy triste. Y siento que debo de estar  triste como tú.

Mamá no me grites porque me siento culpable, pienso que te  he defraudo  o quizás no te guste cómo soy… o quizás haya algo malo en mí… y por ello me tengas que dejar de querer… y entonces me gustaría desaparecer del mundo.

Mamá ten confianza en ti misma, en la vida, busca en tus raíces tu fuerza porque cuando la encuentras  nos sentimos aventureras, bohemias, capaces de alcanzar cualquier reto y hacer frente a lo que sea.

Mamá deja de dudar sobre mi, porque si dudas no sé por qué   las cosas me salen mal, se me caen los lápices, me confundo, las cosas se me olvidan y pierdo la energía y las ganas de hacer cosas.

Mamá, a veces, no estoy de acuerdo contigo… a veces no me gusta lo que te gusta a ti… sin embargo me callo… porque creo que si no pienso o no me gusta lo mismo que a tí me querrás un poco menos…. ¡dime muchas veces que no es así! ¡anímame a ser diferente a tí!….

Mamá no estés asustada por mí, porque si lo estás no se qué me pasa que me entra un miedo muy grande, y pienso que algo terrible va a pasar.

Mamá a veces me pasan cosas que no me gustan, que me hacen daño… sin embargo, prefiero no contártelas porque los ojos se te ponen más redondos y aprietas la boca… no quiero que te preocupes por mi, no quiero que te sientas mal por mi culpa.

horizonte y luz

Horizonte y luz

Mamá para mi eres la mejor, la mejor cocinera, la que mejor cuenta los cuentos, la que mejor sabe jugar a lo que me gusta, la que me dice siempre la verdad… no dudes de ti como madre, ni de tu amor hacia mi… porque tu fe, tu firmeza, tu paciencia, tu solidez  me tranquiliza y  me permite mirar a ese agujero negro que hay en mí.

Mamá a veces me enfado mucho, y tengo miedo a que no me quieres por mi mal genio y quiero ser siempre buena, obediente… perfecta pero no puedo serlo  y quiero que la tierra me trague…  pero cuando te miro y veo tu sonrisa me pongo a llorar, como yo solo se llorar, y todo se me pasa.

Mamá me gusta cuando me explicas  lo que haces y sientes… ¡cuéntame cuando estás  tristes o enfadada y por qué!, ¡enséñame  a gestionar las emociones como tu haces!, porque a veces las emociones negras me tragan y no sé qué hacer. Ya sé que muchas veces no quiero escuchar, ni saber… pero tú sabes por qué… sigue contándome cosas… quiero aprender.

nosotras

Nosotras

Mami muchas veces me dices que no sea dura conmigo misma, que no quiera ser perfecta, que haga lo que pueda y que ya está, que no importa confundirse… entonces  ¿por qué eres tan perfeccionista e exigente contigo ?

Mami me estoy haciendo mayor y necesito mi espacio y tú necesitas, también, tu espacio…

Mami me gusta tanto, tanto cuando me dejas hacer las cosas a mi sola… me siento tan bien, tan fuerte, tan mayor, tan lista e inteligente que me entran ganas de salir volando.

Mami te quiero mucho… así… como eres.

A %d blogueros les gusta esto: