Cuaderno de retazos

3 octubre, 2014

La casita de chocolate… Jam San


La casita de chocolate es un cuento que siempre me ha parecido desconcertante y atroz. Hay muchas interpretaciones sobre él y sobre sus personajes. Parece ser que esta fábula nació en Alemania durante la Edad media  cuando las hambrunas llevaban a los padres al abandono de los niños en los campos y bosques.  Los hermanos Grimm recogieron la historia  que fue publicada en 1812.

Lo que de pequeña me asustaba tanto de esta historia era el engaño. Los niños oyen como sus padres planean engañarles para llevarles al bosque y allí abandonarlos. Y lo  hacen dos veces. De nuevo surge el engaño, cuando llegan a una casita de chocolate, que solo lo es en apariencia,  y cuando una viejecita les ofrece su protección aunque lo que quiere es comérselos. Nada es lo que parece. Y solo cuando los niños toman las riendas de la situación logran salvarse.

El engaño y las verdades a medias , aunque sea en cosas pequeñas, tontas, sin importancia, aunque sea por no lastimar…  me  roba la confianza en el otro. Y, sin confianza, poco se puede construir. En casa es ley  cumplir lo que prometemos y no engañar. Si algo no se quiere contar, callamos o decimos es algo privado. Pienso que esta actitud, mantenida en el tiempo con Flor de Canela ha logrado derribar más de una barrera. (Al releer la entrada me suene a moralina, aún así la dejo, engañar a los niños porque es fácil y cómodo lo detesto)

Jan Sam tiene su versión de esta historia y es así de bonita.

image image image image

Anuncios

2 comentarios »

  1. Tienes razón y en mis tiempos, recuerda que soy más mayor que tu, nos contaban esos cuentos y otros parecidos, que lo cierrto es que los encuentro atroces, los contaban cuando nos íbamos a la cama y no me extraña que tuviésemos pesadillas.

    Me gusta

    Comentario por Rosa Ave Fénix — 3 octubre, 2014 @ 11:24

    • A mi me gustan estos cuentos.Me gustaban, el que me los contaran una y otra vez hacía que interiorizara la historia y me hacía pensar mucho 🙂 y temblar de miedo también. No se pueden perder todos estos cuentos repletos de significado..

      Me gusta

      Comentario por cuadernoderetazos — 3 octubre, 2014 @ 11:43


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: