Cuaderno de retazos

20 octubre, 2014

Una opinión

Filed under: Adopción — Etiquetas: , — cuadernoderetazos @ 9:39

Kaii Higashiyama - Forest with a White Horse

Bosque con un caballo blanco – Kaii Higashiyama

Han venido las del Domunt a clase y nos han hablado de los paises… ya sabes … de los paises pobres… y  hay mujeres que no pueden cuidar a sus hijos, entonces para no tenerlos mueren en su tripa… no he podido preguntarles una cosa: ¿qué es mejor morir en la tripa de tu madre o que te abandonen?

¿tu que crees?

Yo creo que es mejor  morir en la tripa de tu madre, que te abandonen es muy duro, se sufre demasiado…

(Una luchadora y vital Niña de once años)

 

Anuncios

14 comentarios »

  1. it is a tough life, isn’t it ! i can understand you well. beautiful image to go with your sorrow.

    Me gusta

    Comentario por fusion — 20 octubre, 2014 @ 9:49

  2. Me dan una pena muy grande todos esos niños que se abandonan o mueren de hambre…. esto es inhumano…NO se debiera permitir.

    Me gusta

    Comentario por Rosa Ave Fénix — 20 octubre, 2014 @ 12:41

  3. Lo mejor es la implementación de responsables, humanistas, programas de control natal. Es decir, las políticas gubernamentales, locales, de asistencia sanitaria para dicho control. El tema del control natal es un tabú. Esto de los procedimientos abortivos es una herida en el cuerpo de la mujer. Y un dolor. Para el compañero también.

    Me gusta

    Comentario por liliana — 21 octubre, 2014 @ 5:47

    • Estoy de acuerdo con tu opinión. Mi ciudad es una ciudad vieja, con un nivel de nacimiento muy bajo.Estamos en el otro estremo, la forma o el tipo de vida y cuestiones económicas son los que determinan el número de niños de una familia. Nos quedamos sin nños y sin jóvenes.

      Me gusta

      Comentario por cuadernoderetazos — 21 octubre, 2014 @ 10:01

  4. Interesante, profunda pregunta… yo quiero creer que mientras hay vida, hay esperanza… pero alguien que no ha nacido, claro, … no se pregunta nada de esto…

    Me gusta

    Comentario por madredemarte — 21 octubre, 2014 @ 15:32

    • No se responder esa pregunta. No se decir que es mejor sin caer en frases hechas. Solo puedo decir que si has nacido tienes un camino que recorrer.

      Me gusta

      Comentario por cuadernoderetazos — 22 octubre, 2014 @ 9:39

  5. Querida mujercita de once años , ni mujer amada que solo tiene siete , ya me ha hecho esa misma pregunta.Yo siempre le digo que no la abandonaron , su madre de tripa le dio la oportunidad de vivir,y a nosotras como madres la oportunidad de ser felices con ellas.
    Es duro , yo lo se, a mi tampoco me criaron mis padres biologicos.
    Pero quiero pensar que somos una madre con dos caras y un solo corazon para una hija , por la que seguro que las dos dariamos nuestra vida.
    Un musutxu muy fuerte para vosotras.Monika

    Me gusta

    Comentario por Monika — 21 octubre, 2014 @ 19:12

    • Hola Monika, qué alegría leerte.
      Yo antes también decía eso, ahora no me atrevo. Solo se me ocurre decirle que apostamos por la vida, por disfrutarla y por asumir riesgos, equivocaciones, por descubrirla…

      Me gusta

      Comentario por cuadernoderetazos — 22 octubre, 2014 @ 9:43

      • Hola querida amiga. Perdón por no devolverte el saludo antes, no te había leído.Monika

        Me gusta

        Comentario por Monika — 4 noviembre, 2014 @ 20:18

  6. Llevo muchos días pensando en esta entrada, algo en lo que ha dicho Flor de Canela me recuerda a mi misma a esa edad. Durante mi infancia, la relación con mi madre fue bastante difícil, y en la pre-adolescencia y adolescencia inclusive, me revelé por completo. El hecho de tener o creer tener “dos madres”, en mi caso eran mi abuela paterna y mi madre, hacían que una fuera una santa y la otra un demonio, no tenía las dos cosas en una, tenia una cosa en cada una, y mi propia madre era el demonio. Si hubiera tenido las dos ideas en una, quizás habría días en los que mi madre se transformara en santa y suavizara las cosas. Pero no. Me gustaría contarle tantas cosas a Flor de Canela, de mis impresiones acerca de las madres chinas, desde la mirada de una mujer latinoamericana, bajo el manto de la educación occidental.

    La mayoría de mis alumnas chinas, no se habían criado con su madre, habían vivido la primera infancia con los abuelos paternos, y luego vivían en la escuela. En China los niños no le pertenecen a las madres, le pertenecen a la familia, y la familia está compuesta por los abuelos paternos y los padres. Mucho leemos sobre esto a diario en los periódicos, o los vemos en documentales, pero verdaderamente es difícil entender el alcance de todo esto.

    El día que nació mi hija, en la habitación de al lado, estaba toda la familia “arengando” a la parturienta, y cuando el bebé lloró, todo el mundo se reía y gritaba, una fiesta. Nos despedimos de la clínica el mismo día, y por protocolo, nos volvimos a ver muchas veces en las revisiones del pediatra y las vacunas. Fuimos a la semana, a los 14 días, y en la revisión del mes, el bebé ya iba solo con los abuelos, su mamá había vuelto a Singapur, donde su marido trabajaba. Quizás a los ojos occidentales, esta mamá abandonó a su hijo, pero a los ojos de su cultura, solo hizo lo correcto. Dejó a su hijo, en las mejores y experimentadas manos, su suegra, o como se dice en china, su madre. Y no eran pobres, ni campesinos, eran una familia clase media de Shanghai.

    Entonces desde esta perspectiva, el abandono es otra cosa, porque ninguna de mis alumnas chinas, fue educada con la idea de criar a sus propios hijos. A un hijo lo cría la familia, y ¿si no se tiene una familia o los recursos para afrontar la crianza de un hijo? Ahí es donde se produce el bache, esa zona oscura, llena de tabúes, que se oculta, y deja a la parturienta bajo la lupa. En China, no te abandona tu madre, te abandona tu familia. Y los motivos por los cuales te abandona tu familia, se reducen a ignorancia pura: falta de educación, prejuicios, etc.

    En China, para parir, se necesita una licencia, que la otorga la oficina de planeamiento familiar. En la primera revisión, te hacen completar un “libro” lleno de preguntas, desde cuántos abortos te has practicado, hasta el ciclo de ovulación. El padre no puede entrar en el área ginecológica, a veces le permiten entrar a la suegra. Las suegras se ocupan de que te traten bien.

    Todo lo descrito sobre las circunstancias del “abandono” en los expedientes de adopción, yo no me lo creo. Creo que los reportes son “modelos”. Nadie va a escribir en un reporte, como la asistente social de la oficina de planeamiento, te arrancó tu hijo de los brazos, porque tus vecinos te delataron. Ni como las enfermeras o doctores del hospital te presionaron para que te deshagas de tu hijo enfermo. El concepto de madre occidental, no lo vamos a encontrar nunca en China. Abandonar a una persona, sería dejarlo en un lugar para que se muera.

    Creo que todos los que tuvimos “dos madres” pasamos por estos sentimientos confusos. La buena y la mala, la que me deja/abandona y la que me rescata, la que me quiere más. Aunque debe ser mucho más difícil, cuando una de ellas no está físicamente.

    Ahora que soy adulta, y madre, lo único que le puedo reclamar a mi madre, es que no haya hecho algo para revertir las cosas, pero también entiendo, que fue una cuestión de ignorancia, de la educación que tuvo, donde la figura de la madre era sagrada. Y si rompías esta regla, eras un mal hijo, un desagradecido.

    Uno no puede dar algo que no tiene, y creo que esas mamás chinas, que están completamente solas y sin amor, son las más vulnerables. Te he dicho más de una vez, que me hubiera encantado que seas mi madre, simplemente porque buscas, usas tu imaginación y creatividad, para demostrarle a Flor de Canela que estás ahí, para que te vea y te sienta cerca. Y ella te ve, solo le falta un poco más de tiempo para ir madurando ciertos conceptos e ideas, que le permitan entender que es una madre. Por la idea de madre occidental, dista mucho de lo que es ser una madre en China.

    Les envío un abrazo muy fuerte!!!

    Me gusta

    Comentario por Hoi Holland — 27 octubre, 2014 @ 10:39

    • Querida Hoi:
      A mi mujer amada la crió en China su abuela,por lo que sabemos parece ser que era más que abuela de acogida.Cuando por fin encontramos a popo , así es como mi tesoro la llama,ella mando para la niña una casita bordada con sus propias manos en la que le decía ,querida mujer amada,crece lejos pero sana y feliz.
      Todos los días mi niña envía besos a su abuela y a mi me encantaría conocerla,y hacer un abrazo a tres como dice mi brujíta.
      Y como decía mi abuela,todo se andará.Gracias , me ha encantado leerte.
      Monika.

      Me gusta

      Comentario por Monika — 4 noviembre, 2014 @ 20:39

  7. creo que noa prefiero ningunos creo que las grandes potenccias deberian dar apoyo a los paises mas pobres como es el caso de africa es lamentable ver cuanta desnutricion hay y los que mas sufren son las familias mas humildes

    Me gusta

    Comentario por jhurika — 3 noviembre, 2014 @ 1:10

    • Y sin embargo no se hacemos, nos quedamos con sus riquezas, con sus vidas en nuestras fábricas y les dejamos …

      Me gusta

      Comentario por cuadernoderetazos — 6 noviembre, 2014 @ 13:44


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: