Cuaderno de retazos

27 noviembre, 2014

Una novela… Detrás de tu mirada


Y tanto se  hablaba sobre esta novela  Detrás de tu mirada de Marga Muñiz Aguilar que decidí leerla. Y como este es un blog subjetivo contaré a mi manera como viví su lectura.

Según empecé a leer la novela  fue como retroceder nueve años en mi vida. Pensé que estaba leyendo un Cuaderno de viaje sobre la adopción. Volví a revivir aspectos, situaciones, emociones…  del viaje hacia mi hija y hacia mi maternidad que ya tenía olvidados. Marga recoge todos y cada uno de los momentos por los que pasamos la mayoría de los padres adoptivos. No olvida la visión del niño adoptado, ni los tropezones y sorpresas que nos llevamos en los primeros momentos y en los segundos momentos.

olarizu0113

Poco a poco la adopción va perdiendo presencia y aparecen otros temas que van ganando intensidad,  todo ello perfectamente entrelazado.

Y aquí empecé a remolonear, a espaciar la lectura.  Me enfadé. Soy lectora activa, pero no es frecuente que me enfade con algún personaje o con la trama de la novela. Quería más de adopción, quería que se siguiera profundizando en los niños adoptados, en sus experiencias, vivencias… quería saber más de ellos… y los protagonistas se van por otros caminos…

Alguien escribe algo, dibuja, pinta… Lo que crea es suyo,  bien suyo. Pero en el momento que lo hace público su creación…  cambia, se estira, retuerce, los colores brillan más o se enturbian…   porque lo creado  resuena  de mil maneras diferentes según quien lo mire o lo  lea.

Algo en esa novela me estaba molestando y mucho. Me pregunté el qué, y me obligué a seguir leyendo. Poco a poco las andanzas de los personajes me volvieron a interesar y a ganar.

Empecé a hacer preguntas ¿de dónde saca esta madre tiempo para hacer tantas cosas con dos niños que precisan tanto de nosotras? ¿cómo logra armonizarlo todo: hijos, escolarización en casa, tiempos propios, amigas, proyectos… ? ¿quién cuida de ellos? ¿cuánta ayuda tiene?  ¿es que no les afecta lo que viven sus hijos? Es solo una novela, me decía… pero… Estaba  enfadada con esa madre.

Empecé a dar la vuelta a las preguntas… ¿por qué no tengo tiempo, ni espacio para tomar un café con alguna amiga? ¿por qué hacer un curso de cuatro horas supone una revolución logística? ¿Cómo puedo acabar tan tan cansada cada día? ¿dónde he guardado  mis proyectos personales?…

 Detrás de tu mirada fue ganando espacio hasta absorberme y acallar mis  preguntas.

Cuando leí la última linea me dije a misma: Aviso para navegantes.

No me podía quedar quieta, la curiosidad que había despertado el tema de las constelaciones familiares me llevó a querer saber más.  Serendipia

¿Para quién esta novela?

Para cualquier lector de novelas. Para futuros padres adoptivos. Para adoptados que quieran saber sobre sus padres adoptivos. Para padres adoptivos. Para cualquier persona que le interese el tema de la adopción por el motivo que sea. Para cualquier madre o padre que le interese saber. 

A partir de la novela la autora ha creado un blog sobre la novela que poco a poco ha ido ampliando su temática hasta ser un punto de encuentro para los interesados en temas de adopción.

Anuncios

3 comentarios »

  1. He comentado varias veces que admiro com profundidad a las mujeres que sois madres adoptivas, yo por corazón seguramente también lo habría sido, la vida me llevó por otros derroteros. Repito, os admiro, podría decir que sois madres con una carga doble a vuestras espaldas. Las demás lo somos o fuimos porque la vida nos dió la gracia de poder procreear, pero vosotras además buscais la aprobación -o como le querais decir- de vuestros retoños y de las personas que os rodean.Querida amiga mia. no busques más más lecturas ni compares a otras madres, TU eres única y tu hija te adora, Te aseguro que si fuese la madre adoptiva de Flor de Canela, sería la mujer más feliz del mundo y no buscaría más ni me obsesionaría con la adopción….Un beso muy cariñoso,

    Me gusta

    Comentario por Rosa Ave Fénix — 27 noviembre, 2014 @ 19:35

  2. Mi querida Rosa, nada de admirar, ni na de na. Hemos elegido algo ser madre de esta manera y en esta forma de maternidad nos encontramos con muuuuuuchas cosas que nos ayudan a tomar consciencia de quienes somos, de dónde venimos y se nos da la posibilidad de comprendernos mejor a nosotros mismos. No es obsesión es necesidad de saber y entender para mejorar. No puedo olvidar que mi hija es adoptada porque ella no lo olvida, porque es parte de nuestra vida el hecho adoptivo. Y obsesión no rima con normalidad, tranquilidad, felicidad que es como tratamos de vivir. Por cierto quizás nos podamos ver en persona. 🙂
    un besito

    Me gusta

    Comentario por cuadernoderetazos — 28 noviembre, 2014 @ 11:37

  3. Usted me ha motivado a leer la novela de la señora Muñiz Aguilar; muchas gracias, voy a adquirirla.
    Ser hij@ como ser madre adoptiva es una parte de nuestra identidad aunque no define a esta, la identidad. Quizá, estas condiciones adoptivas no sean un centro temático único de nuestras construcciones y creaciones de vida, identidad, obra.
    (Acabo de tropezarme con un trabajo en papel que me ha encantado: Miniature Paper Architecture That Moves by Charles Young en Mymodernmet). ¡Feliz comienzo de Diciembre!

    Me gusta

    Comentario por liliana — 1 diciembre, 2014 @ 18:59


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: