Cuaderno de retazos

23 septiembre, 2015

Arboles genealógicos y adopción

Filed under: Adopción — cuadernoderetazos @ 8:48

Un trabajo o proyecto  clásico   en los cursos de infantil y de primaria es el árbol genealógico. Es un ejercicio divertido, un  juego. Sin duda,  ayuda  a los niños a entender y  situarse en su familia, a trabajar su individualidad e identidad personal. Tiene su complicación moverse entre palabras y conceptos enmarañados como   bisabuelos, primos sobrinos, padrinos… Hay adultos que les cuesta ubicar entre los ancestros y descendientes   términos como  nuera, yerno, concuñado… el tejido familiar es así de rico. Creo importante saber de   dónde he partido para

banderas

Banderas y más allá

comprender el  dónde estoy… da igual la edad.

Cuando no se tiene una familia convencional, cuando se es  hijo de divorciados, o se está en   una familia de acogida, se tienen dos madres… o, como mi hija, se es una hija adoptada (¡qué extraño suena¡ pero se lo he oído a una niña de nueve años y le copio la expresión) el árbol se complica y se enriquece  con figuras que son  difíciles de situar en el metafórico árbol.

Cualquier niño que es adoptado se da cuenta que pertenece a dos clanes. A veces su forma de verlo nos sorprende. Esta es la versión de mi hija con sus doce años y a las puertas de la adolescencia.

– ¿Qué ha sido lo más complicado de hoy en el cole?

– ¡Uffff¡ Hoy nos han pedido que hagamos el árbol genealógico ¡qué lio con los nombres¡

– Si que ha tenido que ser complicado…  además siendo adoptada… ¿cómo lo has hecho?

– ¡Si!.  He dibujado dos árboles. Uno de mi familia china y el otro de la familia de aquí.

– Y tu ¿dónde te has colocado?

– ¡En el chino, claro! Y luego lo he unido con el vuestro con un flecha

Hace unos años dibujó un árbol diferente. ¡Y a saber como será su interpretación en el futuro!.

Podemos hacer de este ejercicio un conflicto. O puede ser una oportunidad de comprender a nuestro hijo, de aclarar las cosas, de dar espacio a la familia biológica y dar permiso a nuestros hijos   de    imaginar, recrear,  fantasear con su familia biológica. Y sin asustarnos por ello.

No lo voy a negar, cuando he visto todas las casillas de su familia china vacías, se me ha encogido un poco el alma. Y me he preguntado qué habrá pasado por su cabeza mientras lo hacía. Por otro lado,   he sentido admiración por ella, por su entereza para dibujar estos dos árboles, para  dar espacio a sus dos familias y buscar su sitio entre los dos clanes.

Continuando con las confidencias reconozco que a mi ego-mei le  hubiera gustado que se colocara en “nuestro árbol”, bien pagada a mi. ¿Cómo dibujaría yo mi árbol genealógico ahora mismo? ¿dónde colocaría a la familia biológica de mi hija?

Por supuesto, este ejercicio necesita del maestro, de su empatía, preparación  y buen hacer.

Lugares donde se trata este tema y que me gustan , aunque no esté de acuerdo con todo lo que dicen.

Un cuento sobre el tema:

Plantillas para el árbol genealógico libres:

Anuncios

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: