Cuaderno de retazos

8 junio, 2016

Repetir curso

Filed under: Colegio — cuadernoderetazos @ 15:38

 

Imagino que en estos momentos habrá familias inquietadas, con un nudo en el estómago,   porque el colegio les ha planteado el que su hijo repita curso.

Hay en la red artículos interesantes y prácticos sobre el tema de repetir curso: ventajas e inconvenientes, cómo enfocar el tema con nuestro hijo, cómo ayudarle,  etc. Es importante  leerlos, comprender cuál es el problema de nuestro hijo y en qué medida repetir le beneficia.

MIzzi

MIzzi

Pero  voy a mirar hacia otro lado. Voy a mirar  hacia la preocupación y la angustia que nos invade ante la idea de que un hijo repita curso. Escribo como siempre a vuela pluma y me apoyo  en lo  que otras madres me han confesado y, por supuesto,  en mi misma.

Ya se sabe que repetir no está bien visto, aunque el profesorado, pedagogos y psicólogos  nos digan lo positivo de repetir, repetir tiene muyyy mala prensa. Incluso los mismos docentes tienden a infravalorar al alumno repetidor.

Aunque poco a poco se ve con otros ojos el hecho de repetir curso, la mayoría continua viendo  al niño  que repite como un   vago o  como un tonto y cortito o como un niño conflictivo y raro. Y nos guste o no, más de uno así va  a juzgar a nuestro hijo repetidor. Por esto, el que alguno de nuestros círculos sociales se entere de que nuestro hijo repite  nos pone la piel de gallina.

Dentro de esa mayoría que mira mal el hecho de repetir estamos nosotros mismos, padres… hasta que de pronto nos dicen que nuestro hijo debe de repetir curso.

Te dicen   “es bueno para tu hijo”,  “le vendrá bien”… sin embargo,  una  voz en tu interior, quizás  no esté de acuerdo con esto y murmurará  y no nos dejará en paz. Son pensamientos que cruzan veloces nuestra mente  y que no nos atrevemos a decir en voz alta… Cosas como estas o parecidas.

  • Si es tan bueno es repetir curso, que repita su hijo. ¡Tonterías¡.

  • Como no es su hijo, es fácil opinar y decir que es bueno… Pero ¿a que sus hijos no repiten?

  • Este tutor es un incompetente, si hubiera hecho algo no estaríamos así. Es un inepto, si veía que iba mal ¿por qué no nos ha avisado? ¿por qué no ha hecho algo para ayudarle?

  • La culpa la tiene el colegio

  • No va a repetir, no lo voy a permitir… tiempo tiene para eso. Con un poco que haga este verano se pone al día.

Mizzi-カイ-26

  • Mi hijo es medio tonto.

  • Es un vago.

  • Solo piensa en sus tonterías, juegos, amigos…

  • un inútil.

  • un desastre.

  • un infantil.

  • ¿cómo serán sus padres biológicos? ¿Serán inteligentes?… quizá sea genético… 😦

  • ¡Que no se enteren los otros padres, no se lo digamos a nadie!

  • ¿Con quién voy a estar ahora en el patio? ¿Ya no puedo estar con las madres de siempre?¿Qué van a decir?

  • ¡Qué vergüenza me da solo el pensar en algunas personas cuando se enteren¡ ¡cómo nos van a mirar, a juzgar¡ No quiero que se entere ni F… ni…

 

  • ¡Qué va a ser de este hijo¡ no va a llegar a nada en la vida. Ni universidad ni nada de nada.

  • Lo que le hacía falta, además de… no tener amigos… o de ser tan poco agraciado…  o de ser un patoso… ahora a repetir… lo que le faltaba.

  • ¡Qué habré hecho yo mal¡ tendría que haber estado más a atenta, haberle ayudado más. La culpa es mía.

  • ¡Pobre hijo mío que va a ser de él¡

 

  • No me merezco un hijo así de zángano… ¡ qué vergüenza¡ ¿Por qué me ha tocado a mi un hijo así?

  • ¿Cómo se atreve a hacerme esto?

  • Con este hijo no puedo vivir en paz. ¡Qué asco¡

  • ¡Este mono se va a enterar de lo que vale un peine¡ No se va a mover de la silla, fuera móvil, fuera piscina, fuera todo… se va acordar de esto.

Estos pensamientos  están unidos a intensas emociones

Rabia

Miedo

Ira

Vergüenza

Lástima

 Responsabilidad y culpa,

Humillación

Todos queremos a nuestros hijos. Lo cual nada tiene que ver con que nos enfademos con ellos y pensemos barbaridades como estás y otras peores. Solo son pensamientos que se disuelven en la nada, porque nada son,  y que nos avergüenza reconocer.

Mizzi-カイ-27El año pasado cuando decidimos que lo mejor era que mi hija repitiera curso, me vi envuelta en esta revolución emocional. Mi cabeza, tan lógica ella,  iba por un lado y mis emociones por otro.

Decidí guardar silencio y no decir  nada a nadie (incluida mi hija) hasta que yo misma asumiera la situación y lograra calmar todos mis temores. Baje persianas a mí alrededor. Yo no he repetido nunca. Aún así miré hacia atrás y recordé lo que era para mi repetir: un drama, mejor una tragedia. Si llego a repetir no quiero ni pensar como se hubiera puesto mi padre, cómo me hubiera hecho sentir de culpable, irresponsable, mala y estúpida… hasta llegué a sentir angustia y terror imaginando esta situación que no existió.

Repasé mis creencias, algo inconscientes y simplonas,  sobre la importancia de la “inteligencia” en la vida, de las buenas notas, de la brillantez académica, etc.

También recordé  lo injusto que fue mi trato con los compañeros repetidores… ese desdén, esa forma de ignorarlos y juzgarlos como tontos. Si yo hubiera repetido se me hubiera caído el mundo encima, me hubiera sentido la más inútil, estúpida y tonta del mundo…

Pensé  en cómo influyen ciertas personas y grupos  en mi y como la incomprensión de algunos y la maledicencia de otros  me podían afectar. Sin duda me iban a molestar, pero me propuse no darles poder sobre mi. Y pensar en todos aquellos, familiares y amigos, que iban a apoyar a mi hija de corazón..

Dejé que estas emociones me llenaran. Y empecé a sentí paz.

Repetir curso seguía estando envuelto en una bruma de incertidumbres y temores. Sin embargo,  estaba tranquila. Pude olvidarme de mi misma y dejar crecer  una gran empatía hacia lo que mi hija en estos momentos callaba y sentía. Pude percibir su cabeza crítica juzgándose así misma sin contemplaciones con gran dureza. Imaginé sus miedos al rechazo de profesores y compañeros, a empezar de nuevo en otro grupo con nuevos niños, a ser tonta, irresponsable, a que la quisiéramos menos por esto… a no hacer pie en ella misma.

Me  concentré en  lo  que hay  de positivo y me  alegré (mente-emoción de la mano) de que  mi hija repitiera curso.

Hablamos con ella de los por qués de repetir curso, de lo que iba a ganar, sin minimizar para nada sus sentimientos y miedos y  los aspectos negativos, que los hay.

Hoy, un curso después, estoy contenta. Creo que repetir ha sido bueno y creo que voy a preparar otra entrada con lo que he visto  positivo y negativo este curso para que el tiempo no desdibuje esta experiencia. 

Anuncios

10 comentarios »

  1. Dentro de lo “negativo”, que para mi no lo es, la gente o niños que miran de lado a otro porque haya repetido, no saben nada de la vida. Más vale volver a repatir y así poder pisar más fuerte, que el agua nos llegue al cuello y podamos ahogarnos. Cuando daba clases (sólo de inglés en academias de idiomas) recuerdo muy bien una niña que entró, se me acercó y medijo: Me cuesta aprender, me dicen que soy “corta”, La dí muchos ánimos y cuando entregaba los trabajos, aunque yo viese que no eran muy correctos, le decía que estaba mejorando y lo cierto que acabó el curso bastante bien. Flor es una niña inteligente, pero aunque quizás no lo queramoa reconocer, para ella no deja de ser un handicap saber que fisicamente es diferente que el resto de sus compañeros. Un gran abrazo,
    Podrías explicarle del porqué de mi nick… y no tiene que ver con los estudio,,,,

    Me gusta

    Comentario por Rosa Ave Fénix — 8 junio, 2016 @ 16:35

    • Motivar a que alguien es darle alas, es creer en él, mostrarle todo lo que tiene en si mismo. Esa es la genialidad de los grandes profesores, que a veces pasan totalmente inadvertidos. Ya sabe el porque de tu nick 😉
      Un abrazo amiga.

      Me gusta

      Comentario por cuadernoderetazos — 13 junio, 2016 @ 11:12

  2. Hace algún tiempo escribía yo sobre el tema… https://madredemarte.wordpress.com/2015/03/26/repetir-curso/ Luego repitieron mis chicos, ambos, y es la mejor cosa que podría haberles y habernos pasado. Que triste que sea algo con un estigma tan grande…

    Me gusta

    Comentario por madredemarte — 9 junio, 2016 @ 12:26

    • Totalmente de acuerdo. Es el caso de mi hija. ¡Qué crueles somos con estos hijos¡ hagan lo que hagan nunca es suficiente, al contrario tienen que cargar con prejuicios y la intransigencia del sistema educativo y de tutores y profesores mediocres.
      Ha repetido curso y la verdad no se si hemos logrado algo, como siempre el colegio no ha cumplido con su parte del trato y la dejado abandonada totalmente. El próximo año a la ESO.

      Me gusta

      Comentario por cuadernoderetazos — 13 junio, 2016 @ 11:09

  3. Querida amiga, te puedo comentar desde el punto de vista de una madre madura con hijo en la universidad. Efectivamente lo de repetir curso está socialmente mal visto, en incluso al niño o niña se le hace duro cambiar de compañeros de clase, en mi opinión esto es lo peor para ellos. Si efectivamente no ha alcanzado el nivel es muy bueno y necesario que repita pues a la larga puede terminando como el “torpe” de la clase y eso tampoco es bueno. Pero como madre o padre creo que lo más importante es buscar con la máxima objetividad posible por qué mi hijo/a ha llegado a esa situación. Y las preguntas o miedos que hay que tener, porque son los “miedos buenos” que nos ayudan es qué es lo que puedo hacer para ayudarle más o mejor, porqué no lo he podido solucionar antes, ha sido por falta de atención o seguimiento, por falta de tiempo suficiente para mi hijo, por falta de una ayuda extra en un momento determinado, porque mi hijo puede estar desmotivado o con algún tipo de preocupación que no he sabido detectar y que lo ha distraído de los estudios, etc, en fin que puedo hacer para ser mejor madre o padre

    Me gusta

    Comentario por Elisa Ramirez — 9 junio, 2016 @ 14:06

    • Agradezco tu reflexión. Descubrir el por qué un niño no va bien en el colegio es la base para poder actuar y tomar la mejor decisión. No es fácil, como dice tenemos que ser objetivos y ver toda la realidad del niño. A veces, el colegio ve una parte y nosotros vemos otra. En mi caso tengo claro de donde vienen las dificultades. Ser criada hasta los tres años y medio en una institución y el tener que adaptarse a una nueva vida con lo que supone está en la base. La escuela no ha contemplado estos hechos, y le ha exigido y presionado, sin valorar su proeza. Necesita tiempo y ese tiempo no se lo hemos dado.
      un abrazo.

      Me gusta

      Comentario por cuadernoderetazos — 13 junio, 2016 @ 11:05

  4. Hola, te sigo fielmente aunque no me hago presente, soy mayor y decidí regresar a la escuela, debido a un accidente, no puedo concluir mis trabajos y creo que estoy a un paso de repetir el curso. En mi vida no me había sucedido, me sentí muy mal cuando palpé la posibilidad y creo que hasta lloré, hoy quiero compartir contigo que si esto sucede, voy a aprender mucho más y realizaré lo que me falta (estudio la carrera de ceramista), no me graduaré, pero no me sentiré mal por eso.. Gracias por compartir

    Me gusta

    Comentario por Norma — 12 junio, 2016 @ 11:37

    • Gracias Norma por compartir lo que vives. Espero que ya estés recuperada del accidente.Por el motivo que sea, cuando ves que no llegas, que debes de abandonar un proyecto o repetir es duro, porque yo lo vivo como un fracaso. Sin embargo, como dices, hay que verlo de otra manera. Al fin y al cabo lo que hacemos es porque queremos aprender y disfrutar del aprendizaje. Y eso seguro que lo consigues.
      Me gusta una película de dibujos animados, La familia Robinsons, una familia de genios donde lo que se celebra siempre es el fracaso de un experimento porque éste es siempre la base de un gran descubrimiento.
      Un Y abrazo Norma.

      Me gusta

      Comentario por cuadernoderetazos — 13 junio, 2016 @ 10:52

  5. Sinceramente te digo que he insistido curso tras curso que mi hija repitiera y hemos llegado a sexto de primaria justitas sin repetir. Siempre he pensado que fue un gran error que no la dejaran hacerlo y así lo he expresado en el colegio. Ella habría estado mucho más cómoda en un curso inferior tanto en el plano académico como en el emocional y no habría ido tan forzada. Con mi hijo hice lo mismo, a él si le dejaron repetir, la pérdida de sus referentes para él fue un mazazo enorme y tengo serias dudas de si hicimos lo conveniente, es más creo que no lo hicimos
    y que debimos primar el aspecto emocional al académico. Así que siempre estaré en la duda.

    Me gusta

    Comentario por Amanda Santiso — 21 junio, 2016 @ 2:00

    • Te entiendo. Nosotros quisimos escolarizarla en un curso inferior a su edad. La ley lo prohibía. Quisimos repetir en infantil, para que aprendiera los idiomas y para centrarnos en los aspectos emocionarles. No nos lo permitieron. Y durante años hemos escuchado el no repite porque puede, solo necesita esforzarse más. Mentira. una gran mentira. El trabajo de nuestros hijos no es solo el aprendizaje normal, paralelo tienen que reorganizar su mundo emocional, recuperar destrezas que no tienen por sus vivencias en instituciones,etc. En mi opinión, cuando un niño va siempre a trancas y barrancas, forzándolo, presionándolo solo conseguimos herir su autoestima. Y quemar lo. Así que hay bastantes chavales que cuando llegan a los quince años se plantan y deciden dejar de estudiar. Están quemados.

      Y lo que cuentas de tu hijo, es que es fuerte. Repetir no solo es repetir y se acabó. El colegio, profesorado tiene que ayudar al repetidor en todoooooo. Cuando repiten los dejan ahí como si fueran muebles.

      Se supone que cuando un niño repite, el colegio , profesorado debe cuidar y mimar a ese niño, ayudarle a encontrar su sitio en el grupo, apoyarlo, reforzarlo a todos los niveles. Lo hacen NOOOOOOOO¡ Y por eso, el repetir a veces no sirve de gran cosa, porque la intervención del equipo pedagógico es nulo. No se aoya al niño.

      Sin duda habéis hecho lo que pensabais mejor. Lo siento mucho por tu hijo, es dificil valorar estas situaciones. Nosotros no estamos en el colegio, no vemos cómo están realmente integrados, no vemos todos los aspectos de la situación.

      Un abrazo y ánimo. El camino es largo y tenemos muchas cimas donde plantar la bandera de “logrado”

      Me gusta

      Comentario por cuadernoderetazos — 21 junio, 2016 @ 9:49


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: