Cuaderno de retazos

7 noviembre, 2016

Hijos de segunda

Filed under: Sin categoría — cuadernoderetazos @ 12:41

¿Son los hijos adoptados hijos de segunda mano? ¿Son sustitutos de hijos biológicos? Hay  adolescentes y adultos adoptados que así lo sienten.

Como madre adoptiva me pregunto ¿Mi hija  lo cree así?  ¿Piensa que es nuestra hija porque está ocupando el puesto que dejó su hermana,  nuestra hija muerta? ¿es mi hija, para mí, una hija de segunda?. Ya se que todo esto no se dice en voz alta. Hay  temas demasiados privados, íntimos como para hablarlos así, públicamente.  A veces, ni con nosotros mismos  nos asomamos a estas preguntas.

lek-chan-www-kaifineart-com-5

Decires  de algunas madres: No  solo es la mía, me dicen otras madres que estas niñas  son frías  y mentirosas… ¡Cómo se ve que no tiene mis genes!… Es que mira lo que nos hace…  Es un envidioso,   le hace la vida imposible a su hermano y no lo soportamos…  Tu hija es china, pero guapa… la mía en cambio… No lo soporto, no tiene nada que ver conmigo…

Se que las madres que dicen esto, hacen todo lo que pueden por sus hijos como madres que son…

Sin embargo, se que son las cosas que callamos, nuestros fantasmas y emociones no resueltas,  lo que más influye en la forma de MIRAR a nuestros hijos. Y lo que nos puede llevar a no entenderlos y mal juzgarlos,  incluso nos puede llevar a alejarnos de ellos, a decidir y  actuar de forma inadecuada para el bien de todos.

Por otro lado, pienso que lo que callamos por inconsciencia, culpabilidad o por lo que sea,   es para nuestros hijos  como un grito que les ensordece y que interpretan a su modo. En resumen desencuentros, y no el bienestar y felicidad que todos anhelamos y buscamos.

Intuyo  que a la mayoría de  padres la sola pregunta les ofende  y su respuesta es  rápida: No,  por supuesto que no “Mi hijo no es un hijo de segunda” Y seguro que es así. También sé que hay una “mayoría social” que así lo cree y que pesa sobre nosotros, cómo pesa, asimismo, la opinión de la familia extensa.

“Hijos de segunda” los hay en todas partes y tipos de familia. Mi padre fue /es (nunca se deja de ser hijo) hijo de tercera y yo nieta de cuarta… por seguir usando esta expresión, por malsonante que sea.

Claro que también hay padres con hijos biológicos y adoptados que en secreto, susurran que querer quieren a todos  por igual… pero que por su hijo adoptado lo que sienten es… algo… más… especial.

lek-chan-www-kaifineart-com-2 ¿Qué supone  ser hijo de segunda? ¿Menos amor? ¿Menos incondicionalidad? ¿Menos derechos? ¿Menor vinculación? ¿Significa que se está ocupando el puesto de alguien?  ¿se le exige más?¿más expectativas¿ ¿ más lejanía emocional? ¿Es prencindible en un momento dado?…

En mi opinión el crecer y sentir que se es un sustituto y que se está ocupando el puesto de un hijo biológico es cruel y desestabilizador.. Pero yo no quiero hablar de ellos, los hijos. Voy a hablar de mí, madre.

Hace meses escribo según me levanto. En estas hojas matutinas se escribe sin censura y a vuela pluma. Sin buscarlo empecé a escribir sobre esto…  Y me sorprendió tanto lo que yo misma escribía que me ha llevado a preparar esta entrada.

 Quiero saber si hay o ha habido en algún recoveco de mi misma un sí para  esta pregunta. Quiero honestidad conmigo misma y con mi hija. ¿Por qué quiero saber?

Se que para algunos esto es rizar el rizo, que para qué tanto indagar en uno mismo. ¡Tu hijo es tu hijo y punto¡ Todo lo demás sobra… ¡Vale¡ No te cuestiones nada. Me parece perfecto. A mi no me sirve.

Tengo anotado: : “La libertad emocional se consigue cuando escuchamos, acogemos y aceptamos las emociones, no cuando las queremos controlar.” Añado: desde donde mejor se educa y se ama, se vive y se comparte es desde esta libertad emocional. Y yo  quiero esa libertad para nosotras.

lek-chan-www-kaifineart-com-20

Para mí ha sido importante volver atrás y, desde la perspectiva que da la distancia,  revisar por qué adopté,  saber que nos llevó a elegir la adopción para crear una familia y ser madre. Y, sobre todo,  ver cómo hemos evolucionado y en qué punto estamos. La adolescencia de mi hija se que nos va a traer muchas cosas nuevas.

Oigo y leo cosas como estas, que pueden influir en que nuestros hijos se sientan o los sintamos de segunda.

 “el duelo por infertilidad es un inconveniente grave a la hora de adoptar, ya que los padres en “duelo” tienden a considerar a los adoptivos “hijos de segunda clase”.

“La moda de adoptar se ha extendido en nuestra sociedad. ¿Hijos de la moda?”

“Es un error adoptar por  solidaridad, por caridad, por lástima, por principios religiosos”

“Adoptar  para evitar el miedo que le inspiran las relaciones emocionales adultas… por  su propia sexualidad mal resuelta.”

“Cree que con hijos va a llenar el vacío emocional que tiene.”

“Angustia biológica por no poder ser madre o padre: el reloj biológico.”

“Sustituir a un hijo muerto”

“El miedo al embarazado está en el fondo de su decisión de adoptar.”

“Es que no quería adoptar, lo ha hecho por su pareja que sí quería.”

“Ha adoptado porque así cree que tendrá  alguien que le cuide de mayor.”

“El  tener un sucesor, que ocupe su puesto y dejarle su patrimonio es un motivo para adoptar.”

He mirado  mi propia vida de hija, las elecciones de adulta, nuestra  vida actual. He visto cosas en las que no había reparado nunca… ¡en fín!… que después de un paseíto por mi misma puedo contestarme a esta pregunta.

Creo que cuando adopté era inconsciente a algunos aspectos de mi misma, que hubo motivos para adoptar que no veía entonces y que hoy los veo… que me he perdonado por lo que no me ha gustado, me he alegrado y sentido  orgullosa  de muchas cosas …

… y que Canela es mi hija sin  adjetivos.

Un abrazo hija mía.

 

Ilustraciones de : Lek Chan

Anuncios

11 comentarios »

  1. Gracias por poder leerte, compartir, cuestionarse, sentir. Bicos.

    Le gusta a 1 persona

    Comentario por Veronica Corral — 7 noviembre, 2016 @ 15:28

  2. Siento siempre gran respeto por tus palabras. Son profundas, radicales y delicadas como sólo cabe entre una madre y su hija. Aún más te respeto e intento leer con atención porque desconozco tu experiencia, quiero decir que yo no soy madre, ni adoptiva ni de las otras. Aunque estoy intentando serlo. Ser madre.
    Me ha impresionado tu reflexión. La he leído varias veces.
    Como hija creo que tienes mucha razón en eso de los silencios y fantasmas que conforman un hogar. Qué fuerza tienen, tanto o más que lo que se grita. Y además se enmarañan con lo que uno interpreta, cree haber oído, ha oído que sucede, piensa que ha de ser o hasta inventa. Al menos así lo he vivido yo.
    Como madre futurible te digo que siempre hay algo o mucho de inconsciente en las grandes decisiones de nuestra vida. Piensa en todos esos hijos “no deseados” pero muy amados: Madres que se quedan embarazadas por error siendo casi adolescentes, o esos hijos tardíos fruto de un lapsus, o los hijos de amantes… La vida es así. ¿Eso les convierte en hijos de segunda? No lo creo. Y lo digo pensando únicamente en lo que sienten sus padres por ellos. Aunque habrá de todo, cómo no.
    En el amor nada está definido: es un torrente que nos saca de nuestras vidas y nos ancla con fuerza en lo amado. Son nuestras creencias y miedos los atenazan esa experiencia pura y única. Pero hay buenas noticias: el amor es más fuerte.
    Suena a frase de catequista pero es real. El amor es siempre más poderoso. Y no existe un amor idílico, ni un hijo o padre perfecto. Como tampoco existe un color que sea mejor que otro o que pueda ser sustituido por los demás.
    A veces es sólo cuestión de dejar que las cosas sean… Pero esto nos cuesta mucho asumirlo.
    Gracias por tus palabras. Me emocionan siempre

    Me gusta

    Comentario por Su — 8 noviembre, 2016 @ 1:39

  3. Pienso como tu. Cómo decía no se quien, puede que solo el amor no sea suficiente para sacar adelante a un hijo, pero sin amor no hay nada que hacer. Y creo que sea el motivo que sea el que te ha llevado a ser padre la vinculación que creas con tu hijo y el amor es incuestionable (salvando excepciones) Y que sea biológico o adoptado tu hijo es tu hijo .Y que por él cualquier cosa. 🙂 quizás sea radical en lo que digo, pero esta realidad de amor maternal tiene sus “dificultades” y taparlas, negarlas no ayuda a nadie. Y hay que estar ahí y superarlas. Esto da para mucho meditar y compartir. Pienso que conocernos siempre nos ayuda a mirar las dificultades de frente. Y que los padres adoptivos no somos santos, ni héroes, somos normales y corrientes y vivimos contradicciones como cualquier padre o madre.
    Por otro lado si hay jóvenes y adultos adoptados que se sienten así, pienso que debemos escucharlos.

    ¡Ojala que pronto puedas ser madre¡.

    Gracias de veras por tu comentario.

    Me gusta

    Comentario por cuadernoderetazos — 8 noviembre, 2016 @ 10:31

  4. Eres una mujer valiente, de esa valentia de enfrentarse a uno mismo a sabiendas que es posible que se encuentren cosas que no te gusten: pero tienes la bondad en el alma para poder resolver todos esos acertijos con la palabra y el sentimiento clave: EL AMOR. EL AMOR aquella cosa maravillosa que como timonel del barco de nuestra existencia nos dirige siempre a puerto seguro;
    el perdon, la abundancia del perdon, que incluye el llamado olvido, no solo hacia los demas sino a nosotros mismos. Salud !!!

    Le gusta a 1 persona

    Comentario por edgar leal — 10 noviembre, 2016 @ 5:16

    • No se si es valentía o necesidad. Y es verdad que querer es vital en las dos direcciones, al menos para mi, tanto querer tu como ser querido. Gracias por tus palabras.

      Me gusta

      Comentario por cuadernoderetazos — 14 noviembre, 2016 @ 14:49

  5. Quiero felicitarte y agradecerte especialmente esta entrada, supongo que a veces no sabes si tus palabras llegan a nosotros y hoy quería decirte que sí que llegan, que leo siempre lo que escribes, pones palabras a lo que yo no puedo expresar y haces que lo que se esconde en los más profundo de mí salga. Me siento últimamente, a raíz de entrar en un grupo en el que hay voces de adoptados muy heridos, bastante removida y lo que planteas en esta entrada es algo que hay que mirar de frente como tú dices. Para mí la adopción de mi hijo me planteó desde el principio mis dilemas éticos, ahora el dilema se convierte en dasasosiego por él, porque sé que su vida ya tiene heridas aún siendo tan pequeño. Yo lo que más deseo es poder acompañarlo, arroparlo y darle todo lo que pueda ayudarlo para que sea los más feliz posible. Te agradezco otra vez lo mucho que me ayudas tú a mí para que ese deseo mío vaya siendo. Un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

    Comentario por Eva — 15 noviembre, 2016 @ 12:33

    • Tienes razón, no se si alguien lee esto, ni si se me entiende. Las voces de esos adultos adoptados llegan profundo y remueven. Lo se. Sin quererlo a veces podemos hacer daño a nuestros hijos por mucho que los queramos.
      Aún así hay que escuchar otras voces. Me dice una muy muy buena amiga adoptada “no mires solo hacia ellos, mírame a mí y escúchame a mi también y hazme caso y déjate de tanta oscuridad, somos muchos adoptados y también muchos somos felices o no más infelices que el resto”. Gracias por tus palabras.

      Me gusta

      Comentario por cuadernoderetazos — 15 noviembre, 2016 @ 13:36

  6. Buenisimo!

    Le gusta a 1 persona

    Comentario por Vera — 17 noviembre, 2016 @ 17:34

  7. Querida amiga ,como ya he comentado alguna vez y aunque no me gusta diferenciar entre biologicos y adoptados,mis tres hijos biologicos tambien fueron adoptados .Es cierto que al llevarlos contigo estas mas tranquila sabiendo donde estan.Despues cuando nacen cada uno es diferente de los demas,diferentes gustos caracteres y formas de ser.Los padres adoptamos a los hijos vengan de dentro o de fuera,y te dire una cosa ahora que no nos escucha nadie….mi mujer amada es la que mas se parece a mi en todo ,dice mi marido que es una calcomania de mi en pequeña.Gracias por compartir esta pagina con nosotros.Un beso

    Le gusta a 1 persona

    Comentario por Monika — 13 diciembre, 2016 @ 18:21

    • Estoy segura que es así, que es tu calcamonia😄 Pero no crees que diferenciar es bueno? Para mi si porque diferenciar es reconocer lo que en el otro es único y tratarlo como se merece y necesita. Mi querida amiga, para mí la adopción , la maternidad si lo prefieres no es constantemente idílica, para mí hay subidas y bajadas. Hay que que aceptar lo que hay y nunca engañarnos o sentirnos mal por se humanas. Me alegra leer tu comentario. Un abrazo.

      Me gusta

      Comentario por cuadernoderetazos — 16 diciembre, 2016 @ 22:39


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: