Cuaderno de retazos

22 enero, 2017

Te quiero Ver

Filed under: Sin categoría — cuadernoderetazos @ 10:56

Hemos vuelto a disfrutar  por séptima u optaba  vez de la película : Avatar 

Y vuelvo a  pensar en el saludo de los habitantes de Pandora, en su “Te veo” y lo que supone ver al otro.

Cuando miro a mi pareja, a mi madre a algunos amigos o compañeros de trabajo imagino en que andan sus pensamientos o que emociones pueden estar viviendo. Adivina no soy, así que fallo,  pero también acierto o medio acierto  bastantes veces… Digamos que nos conocemos y que les “veo”.

Cuando miro a mi hija y trato de verla… nada… no hay forma. Es complejo ver que pasa por su mente y por su alma… es opaca para mis ojos.

No busco saber por saber, o por controlar … solo es por… comprender… empatizar… porque soy madre y ella mi hija.

El mirar no me funciona con Canela, como me funciona con los otros… el sistema de percibir lo que está viviendo no pasa por observar, analizar…  pensar… ¡ni de casualidad!.

De vez en cuando, sin buscarlo, mientras recorto papeles o plancho  o leo o estoy mirando al vacío…  se me cruza por la mente un  “tu tienes hambre”  o “te duele algo” o “te has caído hoy”, “algo te ha pasado”.. y así es… acierto.dsc_0752

Esta hija mía, Canela, me abre siempre caminos nuevos… desconcertantes… me ayuda a desarrollar habilidades que no sabía que existían… mi enigmática hija  sabe volverse invisible y opaca escondiendo al mundo y en ocasiones escondiéndose  a  ella misma  lo que está viviendo…  y hay que buscar caminos nuevos para llegar a empatizar y poder cruzar su opacidad… no es sencillo… Habrá quien piense que quizás no sea necesario, mejor dejarla tranquila y que ya contará o dirá lo que le pasa o lo que necesita o lo que sea….

No. Hay personas que podemos estar en los infiernos, pensando en dejar de respirar y el entorno nos percibe felices o indiferentes. Y siempre viene bien que alguien que te quiera te sepa vislumbrar  y que te recuerde que te puede “ver”,  que puede  contar contigo desde la aceptación plena y sencilla de lo que eres.

En esta vida todo va rápido y, en ocasiones, me parece que no tenemos ni tiempo para aprender a ver a los otros. No se vuestros hijos, pero mi hija y las personas a las que quiero necesitan y, por supuesto, merecen ser vistas y hay caminos en mi para aprender a hacerlo.

 

Anuncios

8 comentarios »

  1. El objetivo de la comunicación es ese: llegar al otro. No deberíamos olvidar eso. Pero vivimos en un mundo lleno de capas que difuminan y/ u ocultan premeditada o inconscientemente nuestra verdad. Y las capas que más me preocupan son las que nos ponemos o nos ponen hacia nosotros mismos. Las que nos confunden y lían.
    Qué bueno tener una madre que aun a tientas nos busque, nos intuya…aunque no siempre acierte. Así cuando se pierda en ella misma (quién no lo ha hecho) sabrá que hay una Ariadna para tirar del cordón que la libere de su maraña. Una madre buscando los ojos de su hija… Qué hermoso

    Le gusta a 1 persona

    Comentario por Su — 22 enero, 2017 @ 15:25

    • Si, y tanta capa, como bien dices, nos hace confundirnos y perdernos. Una de las cosas buenas de tener un hijo es que buscando verle a él, no te queda más remedio que buscarte a tí. Esto un buen trabajo y, al mismo tiempo, es un regalo que nos hacen.

      Le gusta a 1 persona

      Comentario por cuadernoderetazos — 24 enero, 2017 @ 10:08

  2. Te entiendo perfectamente, me pasa igual que a ti con mi hijo pequeño. Y lo que más me preocupa no es que sea opaco a mis ojos, es que creo que él tambien tiene dificultades para verse a si mismo, e identificar sus propios estados de ánimo, sus necesidades, sus emociones.

    Le gusta a 1 persona

    Comentario por Concha — 23 enero, 2017 @ 16:06

    • Creo que las dos cosas van unidas. En ocasiones, para no dejarte ver, tienes de dejar de verte a tí mismo, hasta que llega un momento que acabas explotando o implosionando (¿se dice así?)… y las dos cosas quizás sean necesarias para romper esta situación…pero asustan.

      Me gusta

      Comentario por cuadernoderetazos — 24 enero, 2017 @ 10:12

  3. Hola:

    Disfruto mucho leer lo que compartes con tu hija. No estoy muy enterada de cuántos años tenía ella cuando llegó a tu vida ni de qué país es exactamente. Pero tu comentario me hizo recordar que los primeros años son determinantes en nuestra vida y que definen nuestro sentir. Con el propósito de ayudar, me gustaría compartirte algo que leí recientemente acerca de las cualidades que definen a un japonés, que a mi parecer, pueden encontrarse en otros países porque pueden compartirse en las filosofías orientales.

    Esta es una cita:

    *¿Cuáles fueron esas características peculiares que contribuyeron a la formación del ethos japonés?*

    *Como bien lo dijo el Senador por Hawai Daniel Inoue en su discurso inaugural de la Convención Panamericana Nikkei en Nueva Cork (2001): que heredó de sus abuelos la disciplina japonesa y los conceptos fundamentales que hacen la diferencia y ennoblece el ser japonés y que son el gaman o soportar en silencio el dolor y el sufrimiento, gambare o preservar y seguir adelante aun en situaciones insostenibles, on o deuda de gratitud. Asimismo, Oyakoko o respeto, obediencia y cuidados necesarios hacia los padres, chuugi o ser leal, giri o deber como ciudadano, meiyo o vivir con honor.*

    *En el caso del Paraguay, los primeros inmigrantes llegados al país fueron los nacidos y criados por sus padres de la Era Meiji (1868-1912) y trajeron consigo esas características mencionadas. Además de todo eso, el enryo o la humildad y solidaridad, la discreción, el dar un paso atrás para permitir que otros den un paso adelante. El concepto “clavos que saltan se les golpea” sería lo opuesto al enryo. Se busca generalmente la igualdad y la misma oportunidad para todos.*

    *El concepto “enryo” es una virtud primordial para una convivencia armónica entre los japoneses pero que no es aplicable en el mundo occidental, puesto que no es comprensible el verdadero significado y la connotación que conlleva este término. Se le puede interpretar como permisividad, timidez, que no se es capaz, echarse atrás, no saber enfrentar, etc.*

    http://www.discovernikkei.org/es/journal/2009/2/3/fenmeno-nikkei/

    ¡El amor todo lo puede, estoy segura que su corazón se abrirá a tí!

    Elvia

    Le gusta a 1 persona

    Comentario por Elvia MP — 23 enero, 2017 @ 22:42

    • Agradezco la cita. Aunque tal y como está el mundo no parece ser posible, ojala llegue un día donde los valores orientales y occidentales logren trenzarse . Un saludo Elvia.

      Me gusta

      Comentario por cuadernoderetazos — 24 enero, 2017 @ 10:20

  4. Solo comento para que sepas que tienes un seguidor, no sigo absolutamente todo, pero de vez en cuando me gusta revisar este tipo de pensamientos.

    Me gusta

    Comentario por Juan — 17 marzo, 2017 @ 5:21


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: