Cuaderno de retazos

11 abril, 2017

Sobre adopción… el profesor de Canela

Filed under: Sin categoría — cuadernoderetazos @ 14:18

La tutora de mi hija  me sugirió una reunión con Angel, profesor de Canela y padre adoptivo de dos niños. Quizás el intercambio de experiencias nos viniera bien. Aceptamos sin dudarlo.

Ideas que aparecieron en la charla. En letra cursiva recojo la opinión de Angel, que tanto me ha hecho pensar:

Lek Chan2

Lek Chan

No todos los niños adoptados tienen dificultades en el colegio o  dificultades de cualquier tipo… Incluso nunca han sido señalados por ser de otra etnia de modo peyorativo. El interés que sienten por su origen es ninguno.  Es así para muchas familias.  Quizás por ello estas familias piensen que todo lo que vivió tu hijo hasta que llegó a su familia adoptiva  con ocho meses, un año… está olvidado, no tiene peso en  su vida y no importa… Qué, de alguna manera,   tu hijo nació cuando te lo entregaron… Qué es mejor ignorar o minimizar su origen y su historia… porque lo único importante es que tu hijo es tu hijo, lo aceptas, lo amas  como es  y todo lo demás ya no importa.

Hay niños adoptados que presentan dificultades en algún área de su vida escolar, o a nivel emocional algo parece que tiembla… Quizás esto   si tenga algo que ver con su primera infancia y lo tengamos que tener en cuenta…

… no me interesa, porque solo me interesa apoyar a mis hijos ahora, lo pasado pasado está. No veo el interés por saber si la causa de la dificultad está en su origen, en el  abandono, en el trato recibido en la institución en la que estuvo…. Niego incluso esas palabras: orfanato, abandono. Mis hijos son como son. Así los amo y así los acepto. No me interesa saber si son así por carácter o por genética o por su pasado. Mis hijos tienen su familia. Estamos con ellos al cien por cien. Les apoyamos en todos. Les amamos. Y trabajamos muy duro para vencer las dificultades. No tiene cabida mirar a ese pasado oscuro. Mis hijos son mis hijos. Solo eso importa. No importa, no me interesa, ni quiero saber en qué medida su vida de allá tiene alguna influencia en ellos. Lo único importante es que somos una familia y trabajamos duro. No quiero que de ninguna manera se tenga en cuenta , en ningún ámbito,  que mi hijo es adoptado, porque, para mi, esto no tiene ningún valor, ni importancia. No quiero que nadie del sistema escolar tenga esto en consideración. Y quizás sería positivo que lo olvidarías. El buscar en el pasado respuesta a lo de hoy no lo veo positivo, ni practico, ni que tenga valor. Hay que trabajar desde el presente y mirar hacia el futuro.   Lo mejor es ser constante, esforzarse, trabajar duro. 

Con el profesor de Canela, padre de dos niños adoptados,  comparto todo un mundo, el de ser padre  adoptivo y, por supuesto, comparto la aceptación incondicional de nuestros hijos.  Sin embargo, al  mismo tiempo,  estamos separados por un abismo. Si creo que el abandono, la vida en una institución deja su marca en nuestros hijos y que ignorarlo no es ni bueno, ni práctico.

 Sea como sea, centrémonos en el presente: paciencia, ilusión, constancia, trabajo, alegría, fe en nuestros hijos… en esto volvemos a coincidir el profesor de Canela y nosotros.

Anuncios

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: