Cuaderno de retazos

22 diciembre, 2014

Tortugas

Filed under: Familia — Etiquetas: , , , , , — cuadernoderetazos @ 10:27

Este fin de semana hemos tenido invitados en casa. A Flor de Canela le ha tocado cuidar a  las mascotas de la clase de Matemáticas. Dos tortugas requetepreciosas.

DSC_0023

Este colegio al que voy ahora (todavía el nuevo colegio no tiene nombre propio, se lo tiene que ganar) es increíble, hasta tenemos mascotas.

Dos días para las vacaciones de Navidad. Un trimestre en el nuevo colegio. La adaptación sigue su ritmo. Nuevos hábitos y ritmos. Formas diferentes de trabajar. Todo es nuevo… niños y profesores a los que hay que ir conociendo y los cuales  le tienen que ir conociendo. Las cosas deben recolocarse dentro de todos nosotros. No tenemos prisa.

En casa Lola, y los diamantes mandarines observan con atención nuestras idas y venidas.

DSC_0043

DSC_0114

 Tenemos que buscarles un buen sitio a nuestras dos invitadas.

DSC_0087

Hoy será el festival de Navidad, pero los padres no estamos invitados. Hoy le darán el anuario, lo cual nos permitirá conocer a sus compañeros de clase y a sus profesores. Hoy conoceremos la notas del trimestre, que sean las que sean, serán buenas, muy buenas.

3 diciembre, 2014

¿Qué estudiar?

Filed under: La vida — Etiquetas: , — cuadernoderetazos @ 15:01

Este año tienen que elegir qué estudiar varios chavales que conozco.

Hablando con una amiga me comentó que unos conocidos la invitaron a cenar para hablar con su hijo y tratar el tema de los estudios. Tema  que estaba resultando complicado de tratar en los últimos tiempos.  En realidad le invitaron para que convenciera al chaval de que se olvidara de estudiar ballet.  Porque el chaval, que tiene diecisiete años, quiere estudiar ballet de forma profesional. Hasta ahora ha  bailado  danzas folclóricas y ha recorrido media Europa con su grupo de danza. Los padres no ven futuro en esto, a pesar de que el chaval es  bueno. Es un estudiante con media de notable, así que puede optar a estudiar otras carreras con más futuro profesional.

Dream boats and other stories, written and illustrated by Dugald Stewart Walker, New York, 1920

Dream boats and other stories, written and illustrated by Dugald Stewart Walker, New York, 1920

Mi amiga  estudió derecho a pesar de la idea generalizada de su entorno de que estaba loca y de que no tenía futuro alguno. Soportó durante los años de carrera las burlas y comentarios  pueblerinos y malévolos de su entorno. Desde que obtuvo el título ha trabajo como abogado y es su propia jefa.

Me gustó como planteó el tema.

Se dirigió al padre y le preguntó

– Tú que querías estudiar

– Periodismo

–  ¿y que estudiaste?

– Una ingeniería

– Y ahora en que trabajas.

– En una radio local

Y  lo mismo preguntó a la madre

–  Quise estudiar empresariales, pero me convencieron para estudiar magisterio. No me veían trabajando en una empresa, además en aquella época era una titulación como de chicos y  dirigido una cierta clase social. Y ahora trabajo en una empresa multinacional  como Secretaría de Dirección y no trabajaría como maestra por nada del mundo.

 

 

 

24 octubre, 2014

Aprender a través de cosas pequeñas

Filed under: Cosas bonitas, Familia — Etiquetas: , , , — cuadernoderetazos @ 8:17

Se me ha pasado septiembre y se está pasando octubre  sin publicar ninguna de las entradas que tenía pensadas o a medio preparar. Septiembre fue un mes llenito de vivencias, además brilló el sol y tuvimos un tiempo tan bueno que no nos podíamos quedarnos en casa mirándolo por la ventana. Así que vuelvo la vista hacia atrás para recoger alguna de esas entradas a medias.

Una actividad que nos encanta es ir de  búsqueda al campo. ¿Qué buscar? De todo: silencio, piñas, hojas otoñales para decorar un rincón de la casa, intimidad, hojas y plantitas  para crear una colección botánica, serenidad, piedras para pintar, flores para poder secarlas, energía, fósiles…

JR de pequeño iba a buscar fósiles en unos arenales que están a diez minutos andando de casa… si , así es a diez minutos… tenemos la inmensa suerte de vivir en una ciudad pequeña donde tomes  la dirección que tomes a diez minutos ya estás entre sembrados, huertas, bosquecillos…  o campas donde tumbarte.

BUSCANDO

Así que nos fuimos a buscar fósiles. El primer reto fue el encontrar los arenales… el tiempo pasa, las cosas cambian y hace muchos, pero que muchos años que JR tuvo  doce o catorce años . Aun así y aunque el terreno estaba bastante  cambiado encontramos esos  arenales donde se esconden los fósiles.

 

BUSCANDO2

Y allí pasamos la tarde investigando el terreno, removiendo la tierra, hablando sobre el origen de la tierra (porque no solo se aprende haciendo deberes ) … y los encontramos… encontramos auténticos  Echinolampas burdigalensis y otros más que no sabemos que son… no sabemos si son fósiles o piedras surrealistas.

Porque no se puede ir  a buscar fósiles sin  llevar puesta la imaginación de un niño… es imprescindible para poder descubrir  patas, caparazones, ojos, antenas… fosilizados en las  piedras y pedruscos…

 Una tarde sencilla y divertida, que guardo en la mochila de los momentos felices.

 

7 mayo, 2012

Tartas, microondas y la mayoría

Filed under: Cocina y alimentacion, Familia, Vida cotidiana — Etiquetas: , — cuadernoderetazos @ 7:47

No tener horno microondas te hace sentir… ¿extraña?…  toda casa parece haber sido construida con uno y no tenerlo es como de excéntrica o de anticuada.  Sin embargo  eso ya pasó a  la historia, porque ahora ya tenemos uno.

Recelaba y recelo de este aparato. Hasta ahora “creía” a los que afirmaban que ningún  átomo, molécula y  célula es  capaz de resistir la fuerza y la violencia destructiva de las  hondas electromagnéticas,  que emite este horno, sin alterarse profundamente… es decir que introduces un vaso de leche de vaca para calentar , por ejemplo, y obtienes un vaso de leche de vaca con  moleculas  deformadas, mutantes y habitado por nuevos compuestos “radiolíticos” desconocidos  por el organismo humano y por la naturaleza.

Decido hacer como con tantas cosas en la vida: Ante la duda de si es cierto o no… y teniendo en cuenta que  dicen que es tan útil…   ignoro su poder mutante  y… me uno a la mayoría… 😉

Así que nos hemos estrenado con un bizcocho de chocolate y con una tarta de manzana. El Bizcocho, receta de una compañera de JR,  un éxito. La tarta de manzana se nos resiste con acritud.

Hoy hemos tenido muchos ayudantes… aunque se han ido antes de poder probarlo y me he quedado sin saber su opinión.

Nosotros lo hacemos así:

Intredientes

  • 4 huevos
  • 20 galletas de tipo Maria
  • 1 vaso de leche
  • 1 vaso de azucar integral
  • 1 vaso de ColaCao
  • 1/2 vaso de aceite de girasol

Cada niño se encarga de  un ingrediente. Debe de buscarlo en el armario, la nevera… y conseguir la cantidad adecuada. Esta receta es genial porque todo tiene una medida sencilla  “un vaso de”… Los huevos son cosa de todos. No se puede privar a un niño del placer de romper un huevo… . Se pasa lista a los ingrediente y a medida que se nombran el encargado lo debe  de echar al bol donde realizamos la mezcla.

Se bate bien… Cada niño tiene derecho a usar la batidora durante unos minuto. Se vierte en un molde de silicona y se pone en el microondas durante 15 minutos a 700 w de potencia. Se deja enfriar y ya está.

1 mayo, 2012

Celebrar la vida

Filed under: Familia, Mis fotografías — Etiquetas: , , — cuadernoderetazos @ 11:48

Como todas las primaveras,  hemos ido al viejo santuario de Estibaliz.

Hemos encendido unas velas, tomando consciencia de todo lo  bueno que hay en nuestra vida… que es mucho.

Nos hemos sentado y disfrutado del  silencio, de la protección de las paredes de  piedras, de la luz tenue de las vela…


La lluvia nos dio una pequeña tregua para disfrutar del

esotérico  santuario medieval. Y los arqueros dispararon sus flechas en todas direcciones…


Y de nuevo llegó la lluvia.

10 marzo, 2012

Mirar de frente

Filed under: Adopción — Etiquetas: , , , , — cuadernoderetazos @ 11:44

Mientras nos peinábamos para ir a la estación a buscar a su padre, mi hija me pregunta:

– Mamá, ¿cómo soy cuando me enfado?

– Como un volcán en erupción- Tardé varios segundos en responder, sabía que dijera lo que dijera no le iba a gustar.

Los ojos se le llenaron de lágrimas y percibí como la rabia y la ira emergían…

Así empezó una  conversación que me pilló desprevenida, sin palabras, sin formación adecuada… mi hija, Flor de Canela,  quería entender el por qué de algunas de las emociones que le dominan, que no quiere sentir, que son incontrolables porque tiene la fuerza de un huracán, que le hacen sentirse muy mal, que le traen problemas… quiere entender por qué se siente diferente a los demás niños… por qué le cuesta tanto algunas cosas   que a los demás no les supone nada… quiere saber cómo superarlo, qué puede hacer…

Mi maravillosa hija con nueve años recién cumplidos  tuvo la valentía de abrir su mochila, asomarse y mirar de frente… a los ojos y sin pestañear a su historia.

Pero no quiero  hablar de mi hija, quiero reflexionar sobre mi… ¿Qué es hablar de la adopción con nuestros hijos?  Hasta ahora para mi ha sido   hablar del hilo rojo que nos une para siempre, de una sombra sin rostro  que es la madre biológica… ha sido  hablar de abandono…  del país en donde nació…

Ahora, también  es hablar de qué es  y cómo se vive en un  orfanato, de lo que supone  una deficiente alimentación, la falta de estimulación, de no tener a nadie que te enseñe a contenerte, a fijar tu atención… es hablar de falta de cuidados, de atención, de deficiencias…

Es hablar de empezar de cero… de nuestra sociedad con sus prejuicios… de ser diferente…

No puedo olvidar que hablar de adopción es, hablar del ser profundo , de  fuerza, de coraje, de capacidad de aprender y de superar… de que lo que fue fue… que las aguas de un rio nunca vuelven hacia atrás… y que el hablar es pareja del actuar.

También es  callar, dejar que hable el silencio, es  aprendera a VER a nuestro hijo… aceptar que su dolor te duela… es hablar de nuestra familia… de mi y mis limitaciones.


¡Cuánto por aprender ¡… ¡cuánto trabajo personal¡… ¡cuántas conversaciones nos esperan¡

25 febrero, 2012

Objetos de cariño

Filed under: Cosas bonitas, Familia, La vida — Etiquetas: , , — cuadernoderetazos @ 0:18

Esta semana ha estado llena de acontecimientos. Primero me caí y tengo el brazo en cabestrillo. Y  Flor de Canela se marchó el miércoles a  la granja escuela para estar tres días.


Desde hace seis años no había estado un día sola. Han sido  días extraños con mi brazo y cabeza doloridos por el golpe, sin ir a trabajar, el silencio, la soledad, el no tener que ocuparme de nada, ni de nadie, la incertidumbre…

Hoy a las cinco y media han vuelto.  Ha regresado  feliz, radiante, según sus palabras “los mejores días de su vida”. Han hecho de todo: limpiar las cuadras, dar de comer a ocas, patos, gallinas, han montado a caballo, han hecho papel, le ha escupido la llama,  han estudiado las propiedades curativas de las plantas, han vivido durante un tiempo como se vivía hace cien años…

El objetivo de estos días es la inmersión lingüística en euskera. Y no sé si el euskera ha salido reforzado pero mi hija ha venido feliz, llena de sí misma. También ha llorado, le han pegado, le han castigado por empujar… y me ha echado  de menos.

Para estar cerca la una de la otra intercambiamos dos objetos de cariño: mi lauburu (que tiene más de treinta años y una larga historia) y su llamador de ángeles.

P.D.: Estas fotos tan… se deben a que el lauburu me ha arrastado hacia  una epoca ya muy lejana… y ha despertado mi nostalgia.

22 febrero, 2012

El Padre de mi hija

Filed under: Adopción, Familia — Etiquetas: , , , — cuadernoderetazos @ 17:10

Hablo poco del padre de Flor de Canela. Tener un padre  que aparece y desaparece no es el ideal. Aunque todo tiene su lado positivo y cuando está en casa él se ocupa de todo lo relacionado con su hija.

Su padre es un incondicionanal absoluto y “fanático” de su hija ante el mundo. Pase lo que pase su hija tiene razón.

Su padre tiene una seguridad inquebrantable en su fortaleza para superar cada dificultad, cada traba que le surja en el camino.

Su padre confía ciegamente en sus capacidades intelectuales,  elije mirar hacia  todas sus potencialidades.

Su padre cree que no hay niña más guapa, ni más divertida, ni más agil, ni mas alegre… ni más nada que su hija. De hecho creo que no percibe la existencia de otros niños.

Su padre habla con ella a su modo y tienen su forma personal y única de entenderse, donde yo  no entro.

Su padre fija su atención en  sus avances, en su progreso y se despreocupa y relativiza las metas y objetivos estandar del sistema escolar.

Su padre aunque  respeta su origen,  considera obsesivo mis “chinadas” y piensa que su hija es de aquí… China está muy lejos.

Su padre es tan tozudo como ella.

Por todo esto, por su confianza en ella,   su padre es más firme  con ella… establece límites claros… es exigente y espera con paciencia, sin prisa   obtener resultados del trabajo y del   esfuerzo que su hija realiza cada día.

13 febrero, 2012

Confianza y Una mañana en el museo

Filed under: Familia, La vida — Etiquetas: , , — cuadernoderetazos @ 8:30

Cuando planifico algo (unas vacaciones, una actividad, cualquier cosa)… suele pasar algo (generalmente no muy bueno)  y adiós plan... y llega la fustración. Aunque lo peor es esa sensación de inestabilidad, de precariedad con la que vivo  nuestro día a día.
Por ello acostumbro a no planear y no organizar nada con mucho tiempo de adelanto…. lojusto,  lo imprescindible.

Cada vez que cuento lo que vamos a hacer, aunque sea una tontería,  acabo con un supersticioso “Si Dios quiere”.

Así dije el otro día  y así me contestó mi hija

– Seguro, seguro que Dios si quiere que vayamos, ¿por qué no iba querer? ¡es una ideeeeaaa genialllll ¡.

Y como mi hija suponía Dios  si quiso y pasamos una bonita mañana de domingo en el museo de ciencias.


Confianza en la vida es la lección que mi hija me da cada día.

15 enero, 2012

Una mañana de domingo

Filed under: Familia — Etiquetas: , — cuadernoderetazos @ 19:22

Brilla el sol y hace muuuucho frio… combinación irresitible que nos lleva fuera de la ciudad… a uno de los muchos pueblecitos que nos  rodean.

Mi hija, Flor de Canela, como siempre, cuanto mas alto mejor.

Mientras  paseamos, sueño con cada casa abandona que me encuentro… la imagino arreglada,  adaptada a nuestros gustos y necesidades … un depacho, una huerta- jardín…

Aunque vivir en una casa pequeña tiene sus ventajas…  todos estamos bien juntitos todo el dia.

Older Posts »

A %d blogueros les gusta esto: